Señales Divinas

Vamos a describir las formas más habituales que usa la Divinidad para comunicarse con nosotros.

Lo primero que vamos a decir es que la Divinidad es un ente abstracto inmaterial, por lo que los aspectos espacio-temporales, a los cuales estamos acostumbrados en nuestro mundo, no le son aplicables. Por tanto, la Divinidad tiene que interferir de alguna manera con la materia para provocar señales en esta que podamos percibir por nuestros sentidos, lo cual nos demuestra su poder sobre la materia.

También tenemos que saber que la Divinidad siempre está informada de cualquier cosa, es decir, lo sabe todo, y no podemos ocultarle nada, ni siquiera nuestros pensamientos.

Estas señales suelen ser sutiles, pero si les prestamos atención las veremos claramente. Es más, al aprender a usar un canal de comunicación la Divinidad se hará más comunicativa a través de ese canal. Por ejemplo, si usamos la numerología, la Divinidad centrará su comunicación en los números y esta se mostrará más activa.

Las señales pueden ser de todo tipo, siendo las casualidades las más abundantes. Dependiendo de la intuición que tengamos nos será más fácil o difícil percibirlas, pero como todo, es algo que se puede entrenar para mejorar.

Las señales divinas son conocidas como ángeles. De hecho, esta palabra significa literalmente “mensajero de Dios”. También se dice que son manifestaciones del “Espíritu Santo”, término este que hace referencia a la energía divina.

La mayoría de la gente no presta atención a estas señales y pasan desapercibidas, pero en el momento que empezamos a fijarnos en ellas, estas se harán más evidentes y habremos descubierto un canal de comunicación divino.

Eso sí, la Divinidad no es como una radio que se lleva todo el día hablando, esta solo se comunicará si es necesario. Es decir, no se comunicará si no hay necesidad de ello. También debemos tener en cuenta que la comunicación no será fluida, de hecho tendremos que interpretar las señales para descubrir su significado, y muchas veces no es fácil. Por ello, uno de los métodos más sencillos de usar es la numerología angélica.

La Divinidad también se puede comunicar psíquicamente con algunas personas, pero esto es menos habitual. Pueden ser sueños, ideas que se nos meten en la cabeza sin saber cómo, flashes o puntos de luz en nuestra visión que se activan justo en el momento que vemos, oímos o pensamos algo que le interesa que sepamos, etc…

Como decimos, no es un sistema de comunicación fluido, y tampoco funcionará si verdaderamente no lo necesitamos, por lo que deberemos ser pacientes y comprender que si no recibimos respuestas es porque no nos beneficiará.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Existe el Tiempo Más Allá de la Materia?

No Hay Condena Divina

La Red