No Te Culpes

No te culpes, la vida es un juego y a todos nos ha tocado jugar tanto de bueno como de malo. Tú no tienes la culpa de ser como eres. Nadie elige su lugar de nacimiento ni sus genes. Unos nacen en el norte y otros en el sur, unos son rubios y otros morenos, ¿y qué importa eso?

¿Has reconocido tus fallos y te cuesta corregirlos? No te preocupes, eres como eres y eso es lo que debes aceptar.

Acéptate a ti mismo y acepta a los demás, solo es eso.

No hay culpa de nada, somos como somos, y en la aceptación está la solución.

La higuera da dulces frutos y mala leña, la encina amargos frutos y buena leña. El caballo es veloz pero se cansa pronto, el camello es lento pero muy resistente. El agua que te quita la sed también te puede quitar la vida.

Todo es bueno y malo a la vez, porque para que exista lo bueno es indispensable que también exista lo malo, y por ello, bueno y malo son complementarios, y ambos necesarios. Igual que no podría existir la luz sin la oscuridad, porque entonces ya no sería luz. Y de la misma manera, no pueden existir las virtudes sin los defectos, porque entonces ya no serían virtudes.

No existe la culpa salvo en nuestras mentes. Vaciarse de la culpa es aceptarlo todo, porque todo es necesario y tiene su razón de ser. No luches contra ello, porque estarías luchando contra el Universo, ¿y quién va a poder contra el Universo? Nadar contra corriente solo nos asegura la muerte, tarde o temprano nos cansaríamos de nadar y nos ahogaríamos. Deja de luchar y fluye con la corriente del Universo.

No hemos venido aquí para luchar, sino para disfrutar amándolo todo tal y como es.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Existe el Tiempo Más Allá de la Materia?

La Red

No Hay Condena Divina