No Solo de Fe Vive el Hombre

La Fe es muy importante para poder encontrar la felicidad plena y absoluta, pues nos aporta sobre todo esperanza, pero no lo es todo. Podemos tener mucha fe en la Divinidad y a la vez sentirnos vacíos en la vida, angustiándonos por no saber qué hacer, sin ilusión por nada…

¿Cuántas veces hemos escuchado frases como “Dios debería llevarme ya”? Lo cual demuestra que la persona tiene fe pero no es feliz.

¿Por qué ocurre esto? Si lo razonamos nos daremos cuenta que esas personas no se encuentran realizadas. Las personas no podemos vivir sin llevar a cabo nuestra misión de vida, esa para la cual estamos programados “de fábrica”.

Por tanto es sumamente importante no apartarse de dicha misión. Y si lo hacemos deberemos volver a retomarla, pues de lo contrario nos convertiremos en infelices crónicos.

Realizar nuestra misión de vida es incluso más crucial que tener fe. De hecho, la misión es la razón más importante por la que estamos aquí.

Eso sí, es imperativo realizar la misión de vida con total humildad, lejos de la arrogancia y el narcisismo. Pues de lo contrario no hallaremos la felicidad.

Así que si nos encontramos infelices crónicamente debemos preguntarnos ¿estoy realizando mi misión de vida? Si la respuesta es “no” deberemos buscar cual es esa misión para empezar a cumplirla. Y si la respuesta es “si” tendremos que analizar si la estamos llevando a cabo con humildad y si tenemos fe.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Existe el Tiempo Más Allá de la Materia?

Religión Viva

La Red