¿El Estrés me lo Provocan los Demás?

Cuando sufrimos estrés solemos echar la culpa a factores externos, lo cual es algo habitual del ego.

Pero si tenemos en cuenta que la realidad es la que nosotros creamos en nuestra mente, entonces nosotros tenemos el poder para hacer que esa realidad sea agradable o desagradable. Es decir, el cerebro es una máquina que interpreta la información que recibe por los sentidos y genera una idea y una emoción en base a ella.

Por tanto, el estrés lo produce nuestro cerebro al interpretar negativamente la información procedente del exterior. Así que, ¿por qué no interpretar todo positivamente? Eso nos evitaría sufrir estrés y nos acercaría a la felicidad. Como dijo Nerón hace 2000 años, la vida es del color del cristal con que se mire.

Hecha esta explicación, queda muy claro que no podemos culpar al mundo exterior de nuestros problemas. Esto no quiere decir que no nos influyan, pero debemos ser conscientes en todo momento que el malestar o bienestar es obra exclusiva de nuestra mente y, por tanto, tenemos el poder absoluto sobre qué estado de ánimo crear.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Existe el Tiempo Más Allá de la Materia?

La Red

No Hay Condena Divina